29 octubre 2011 6 29 /10 /octubre /2011 21:50

 4166121861_91550dab06.jpgLeemos, leemos y leemos, pero muy pocas veces, nos paramos a pensar en los grandes beneficios que tiene la lectura; así como muchas de las personas que leen, saben seguir la secuencia de letras y vocalizar las palabras, lo que nos han enseñado a llamar “leer”; pero en realidad ¿Sabemos leer? ¿Sabríamos relatar con nuestras propias palabras, lo que quiere decir aquello que nuestros ojos han recorrido sobre el papel? La mayoría no, y ahí está el problema en que a muchas personas no les guste leer y como consecuencia, tampoco les guste estudiar.

Está demás decir que la lectura nos aporta nada más que beneficios, ayuda, relajación, aventura, etc. La lectura no solamente nos enseña, nos hace adquirir cultura, nos acerca a otros países sin necesidad de viajar; también ayuda a eliminar faltas de ortografía, nos da un mayor vocabulario y con ello una mayor seguridad a la hora de hablar. No voy a poner niveles de importancia, ya que cada uno lo pondrá según lo que necesite en el momento de la lectura, pero no debemos olvidar, que una buena lectura nos evade de este mundo ajetreado en el que vivimos, nos enseña a ser más sociables, eliminamos por un rato los problemas de nuestra mente al tiempo que, en muchos casos, nos da ideas para solucionarlos y, sobre todo, una de las cosas que más me gusta de la lectura, es que hace volar nuestra imaginación, llenando de formas y colores a nuestro gusto los personajes de los que se llenan las páginas.

¿Por qué en general, cuando se hace una película basada en un libro, se dice siempre que es mejor el libro? Creo que precisamente es por eso, porque nos lo imaginamos según lo leemos y, cuando posteriormente vemos la película, resulta que nuestra imaginación en muchos casos, nos ha gustado más que los efectos especiales.

Si nos creamos un hábito de lectura, estamos obteniendo una autonomía cognitiva, o sea, que nos estamos preparando para aprender por nosotros mismos cualquier cosa a lo largo de nuestra vida. Hoy en día, tenemos una gran cantidad de información a mano; pero esta información, con la velocidad en los cambios que hay, se queda obsoleta con mucha facilidad, lo que nos obliga a tener éste hábito si no queremos quedarnos atrás en cuanto a conocimientos, al tiempo que profesionalmente nos ponemos al día; independientemente del ejercicio que hacemos: mental, de concentración, reflexión, observación, y muchas otras cosas que nos ofrece el ejercicio de la lectura; nos ayuda a combatir la soledad, la depresión y el consumismo compulsivo que existe hoy en día; aunque no nos demos cuenta o no seamos conscientes, estamos dialogando con el autor.

Siempre hay un tema que nos anime a cultivar este hábito, según nuestro estado de ánimo; así, que si no nos apetece un libro dejémoslo, no pasa nada, pero cambiémoslo por uno de otro estilo completamente distinto para leer, quizá no sea el momento adecuado para el primero.

No nos escudemos en eso de que no tenemos tiempo para leer, si tenemos tiempo para ver la televisión, para entrar en una red social, para charlar con alguien… tenemos tiempo para leer; tampoco pongamos la excusa de que ya somos mayores (a lo mejor tan solo tenemos algo más de 20 años), y que no nos vamos a acostumbrar ya, recordemos el dicho: nunca es tarde cuando la dicha es buena… “Y esta es de las mejores” ¡Os lo garantizo!

Quizás alguno sea padre/madre y si no tiene éste hábito no sabe como inculcárselo a sus hijos, pues bien, hacedlo mutuamente… leyendo en voz alta un libro a medias, preferiblemente uno que le guste al niño, un capítulo uno y otro capítulo el otro; y podemos poner la excusa de ir a ver la película al finalizarlo, cosa que por otro lado tendremos que cumplir. El hábito de leer en voz alta con otra persona ayuda a aumentar nuestra capacidad de concentración y de atención, ya que nos obliga a escuchar atentamente para la total comprensión de la lectura.7569639_a8a4979cce.jpg

 

 

Espero que estas opiniones y consejos sirvan de algo para que alguien que no tenga por costumbre leer, se anime a vivir y disfrutar de esta gran experiencia.

 

 

Compartir este post

Comentarios

Belén 07/11/2011



Que verdad tan grande dices sobre la lectura.


Yo como lectora comparto que la lectura nos enseña bastante. Efectivamente a mi tambien me ayuda a evadirme en ocasiones cuando lo necesito.


Es verdad que las veces que he leido libros y luego he visto peliculas (que han sido varias) no es para nada lo mismo.


Siempre tien uno tiempo para la lectura, pero lo importante es QUERER.


Yo tambien como lectora os animo a que disfruteis de algo tan maravilloso como una buena lectura.


 



Chat 26/11/2011


Que razon tienes en lo que pones aqui sobre la lectura, asi que muchas gracias por contarlo!

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog